02 de novembre 2009

Hotel Problemski

Hi ha primeres pàgines que són com un cop de puny a la cara.
Hargeisa, 1984

"Haz como si yo no estuviera aquí", le dije al niño que estaba muriéndose de hambre y al que yo intentaba fotografiar.
Estaba nervioso, ojalá me hubiese tomado una pastilla que acabara con el temblor de manos. De algún modo sentía que esa iba a ser mi foto. La foto. Aquella que me catapultaría a la fama, que aumentaría mi valor en el mercado, que me permitiria decirle al jefazo de Reuters que me llamase en otro momento. Un fotógrafo siente esas cosas. El célebre Henri Cartier-Bresson lo sintió al inmortalizar a aquel jovencito con dos botellas de vino en la parisina rue Mouffetard; Elliot Erwitt lo sintió al ver a aquel negro sacando la lengua delante de su cámara; Alfred Stieglitz lo sintió cuando aquella bonita muchacha se abotonó el abrigo en el momento oportuno y Edward Steichen le había hecho cientos de fotos a Greta Garbo, sin embargo, lo sintió al enfocar el objetivo: éste será el único, el auténtico, el perfecto y definitivo retrato de la diosa. Lo mimo sentía yo con aquel niño famélico en mi visor. Una dicha absoluta.

Dimitri Verhuslt
Traducció de Marta Arguilé
Lengua de Trapo

1 comentari:

jordicine ha dit...

Duríssim, no? Un petó, Núria. Aquest any torno a Valls!!!